miércoles, 27 de junio de 2012

Un granito de arena‏


Como ya sabéis este blog no va de política ni nada parecido, solo cuenta las historietas más o menos divertidas de lo que veo desde mi bicicleta por los caminos que recorro y de lo que siento. 
Pero este domingo pasado, una comida familiar acababa, como muchas últimamente, en la conversación estrella desde hace unos años; si, digo unos años. Ya casi hemos perdido en la memoria que entramos casi en barrena en el lejano 2008. Está tan lejos que ya nos hemos acostumbrado a vivir en crisis. Nos hemos acostumbrado a que las cosas van mal y que aún irán peor, es lo que llevamos oyendo desde hace demasiado tiempo. Nos lo repiten y lo repetimos como un mantra para hacernos más fuertes ante la adversidad. Pero no nos hace más fuertes, solo nos prepara para resistir, en definitiva para aguantarnos. 
Nos hemos metido en las trincheras y de ahí no avanzamos, no salimos, tan solo nos vamos hundiendo poco a poco, tan poco a poco que parece que no pase nada. Todos miramos a nuestro alrededor y nos vemos casi como antes… pero la salida de la trinchera está cada vez más alta, el muro crece y nosotros seguimos dentro, cada vez más abajo.
En el fragor de la acalorada conversación, como casi siempre, surgen ideas y conceptos que siempre quedan en eso. Estoy seguro de que a lo largo del domingo hubo cientos, quizá miles de conversaciones como esta en muchos lugares. Y como casi siempre acaban con los participantes más indignados y calientes… pero cada uno a su casa y a tomar una cervecita fresquita para bajar el calentón. Todo igual que siempre.
Y mientras, algunos siguen ocupando el sillón de siempre, da igual de que color sea o donde esté ubicado siempre que sea en el mismo edificio en el que estaba. Siguen teniendo su puesto de trabajo y su “jornal” garantizado, unos con contratos blindados, otros no, pero de eso ya se encargarán. Lo preocupante es que no se preocupan de los que estamos en las trincheras.
Esto va de que: si no hacemos algo por nosotros mismos no van a venir a hacerlo por nosotros.
En cuanto pueden nos dicen que la sociedad ha vivido muy por encima de sus posibilidades, cosa que no digo que no sea cierta, pero hemos llegado tan lejos como ellos nos han permitido. Y aunque nosotros tenemos nuestra parte de responsabilidad, cada uno la suya de hasta donde haya llegado, ellos son los responsables finales por haber permitido que la situación llegue a donde está, no lo olvidemos ni les permitamos olvidarlo.
Esta carta o manifiesto o como queramos llamarlo va de eso, de que nos estamos olvidando de recordárselo, de que estamos permitiendo que no afronten sus responsabilidades, de que seguimos pagando nosotros por ellos.
Aquí os dejo estas reflexiones para como decíamos en esta conversación: intentar poner en marcha alguna rueda.



Un granito de arena‏


Queremos la verdad. Queremos la verdad aunque duela. Queremos saber la verdad para poder poner solución al problema. Pero queremos que los causantes de esta dolorosa realidad sean responsables de sus actos. Todos y cada uno de ellos. Queremos que la justicia no solo caiga, sino que se cebe, en quienes tanto daño nos han hecho. En los gobernantes irresponsables que han jugado (ya no digamos lo que nos han robado) con el dinero de todos, pero sobre todo con nuestra confianza. Han abusado, la han pateado y nos la han quitado.
¡¡RECOBREMOS LA CONFIANZA!!

Y queremos que la responsabilidad también recaiga sobre nosotros; que con nuestra desidia y “pasotismo” hemos permitido que creciera este monstruo hambriento de la codicia sin ponerle freno, pues era más fácil mirar hacia otro lado mientras lo teníamos todo. Ahora ya no lo tenemos todo. Ahora cada vez tenemos menos y, si no hacemos algo, pronto nos quitarán lo poco que aún nos queda. Y aun así seguimos mirando para otro lado. Es hora de ponerse en marcha ¿A qué estamos esperando? ¿A que nos lo solucionen? ¿Quiénes lo van a solucionar?

Pues a pesar de todo lo ocurrido en la política, la justicia, la banca y demás, aún permitimos que nos gobiernen los mismos, aunque sean de distinto signo político o distinto nombre. Siguen estando las mismas personas que nos metieron en esto. Ellos solo se preocupan de salvar su puesto de trabajo mientras más de 5 millones de españoles estamos en el paro. Los mismos que 5 años después de la crisis aún no tienen ni la menor idea de a qué nos enfrentamos ni de cómo solucionarlo. Ni aquí ni en el resto de países. Necesitamos nuevas ideas, necesitamos la unión de todos los ciudadanos; los políticos que tanto reclaman esa unión solo lo hacen para figurar, pues ni la buscan ni les importa, ellos ya tienen trabajos con sueldos estratosféricos. Quizá lo primero que necesitemos sean nuevos políticos, más honrados. O mejores políticas, más justas, humanitarias e igualitarias. En cualquier caso necesitamos nuevas ideas, y tú las tienes. ¡¡APÓRTALAS!!

Y cuando quienes nos gobiernan han hundido la empresa o el país, se van de rositas con indemnizaciones que nos escandalizan pero que seguimos permitiendo y las pagamos entre todos… unas largas vacaciones en prisión es lo que podríamos pagarles entre todos. Salen a los medios de comunicación y reclaman miles de millones sin inmutarse, sin sonrojarse ni querer saber quién es el responsable, y los políticos miran para otro lado. Los reclaman no como préstamo sino como capital ¡¡YO TAMBIEN QUIERO CAPITAL!! Pero me aguanto y voy a trabajar todos los días por un humilde sueldo que apenas me permite llegar a fin de mes.
Ellos viajan en primera, se alojan en Resort, realizan “comidas” de trabajo con intérpretes, utilizan coches oficiales para todo. Y todo a cargo de cuentas oficiales que pagamos entre todos, autorizan obras absurdas en las que dilapidan el dinero de todos, cobran por trabajar desde antes de haber nacido en empresas fantasmas… y luego nos ponen peajes en las autovías, o nos cobran por cada recetas, o nos cierran ambulatorios y colegios y paralizan hospitales y carreteras.

Pero seguimos aguantando. Seguimos mirando hacia otro lado. Seguimos indignados con este comportamiento…y seguimos sin hacer nada… que lo solucionen ellos que para algo les pagamos.

¡¡ESA ES NUESTRA RESPONSABILIDAD!! Ese es nuestro reto. Unidad, ideas, trabajo, denuncia de la injusticia y el despilfarro, señalar al corrupto y exigirle su responsabilidad.
¡¡NO PASEMOS NI UNA MÁS!! ¡¡HAGAMOS QUE ESTO MEJORE!!

Aporta tu granito para mejorar este manifiesto y démoslo a conocer a todo el mundo.
Mejor intentarlo que seguir de brazos cruzados. Mejor equivocarse con la mejor de las intenciones que seguir permitiendo el expolio de lo que nos queda sin haberlo intentado.

¡¡¡ HAGAMOS ALGO !!!


Kike Lahuerta Artieda